Colombia exporta talento

Colombia exporta talento

Colombia se ha convertido en los últimos años en una liga vendedora y prácticamente todos los equipos trabajan pensando en cómo poder negociar al final de cada temporada por los menos 2 o 3 jugadores para cuadrar sus finanzas. Ese es un objetivo para todos los clubes y para quienes tienen que hacer el trabajo de selección y formación de nuevos valores.

tulio gomez

Vender como sea, es claramente la instrucción que se da desde la oficina del presidente, y esa es una orden desafiante, muy compleja y ante todo difícil de cumplir.

“Es claro que por la situación que se da en nuestro medio, un equipo grande que no venda jugadores y que no se clasifique a un torneo internacional terminará perdiendo demasiado dinero, porque el ingreso de recursos que llega por parte de la televisión, de las entradas que ahora por la pandemia no existen, o por el mercadeo es realmente muy poco en un país como el nuestro”

Tulio Gómez

– explicó clara y contundentemente Tulio Gómez, máximo accionista del América, que es el actual campeón del fútbol colombiano.

Equipos formadores

En Colombia hay equipos, como ocurre en todas partes del mundo, convertidos en canteras, que si bien están en primera división, su objetivo claro no es ganar precisamente la liga, sino tener un espacio para competir en el mejor escenario posible, en medio del desarrollo de su proyecto que es mostrar jugadores, terminar de formarlos y ante todo conseguir quien pague por ellos.

La competencia por la liga cada vez está determinada por menos equipos y a ese objetivo le apuntan los grandes e históricos con poder económico como:

  • Atlético
  • Nacional
  • Junior
  • América
  • Deportivo Cali
  • Millonarios
  • Santa Fe
  • y Tolima

que tienen la misión de formar, vender y además de ganar o pelear por los campeonatos, el resto subsisten con mucha menos inversión, y con la esperanza que uno de sus talentos pueda ser absorbido o negociado por uno de los grandes o que pueda dar de una vez un salto al fútbol internacional.

Hay claros ejemplos de este tipo de apuestas como lo son hoy Envigado, Boyacá Chicó, Águilas Doradas, Once Caldas, que conforman sus nóminas con una gran base de jugadores llegados desde las divisiones menores o que son reclutados de otros equipos formadores que usan su trayectoria y su institución para mostrarlos en el campeonato de la máxima categoría, a estos hay que sumar la gran mayoría de equipos participantes del torneo de ascenso como Real Cartagena, Cortuluá, Quindío, Fortaleza, Llaneros, que en muchos casos son filiales o afines a los equipos de la A y que tienen como única misión formar y descubrir jugadores que en un futuro puedan llegar a ser llevados a la primera división o  algún club del exterior.

Colombia convertido en país vendedor

No hace muchos años, Colombia era una liga que se daba el lujo de tener jugadores de gran prestigio, y que compraba futbolistas de categoría y gran reconocimiento en mercados como el argentino, uruguayo, paraguayo o incluso de Brasil. Aquí llegaron jugadores de altísimo costo a reforzar la gran mayoría de clubes de nuestra liga, que en algún momento tuvieron gran poder económico que les permitía ir a estos países a reclutar jugadores para reforzar sus nóminas y competir abiertamente por la liga, sin embargo esa época pasó y ahora los papeles se cambiaron y la ilusión de muchos equipos es poner a sus jugadores en clubes de esos países para que sean vistos o comprados o, en su defecto, que puedan dar el paso a otras ligas de mayor renombre o de mayor capacidad económica.

La gran evolución de nuestros jugadores, el abrir nuevos mercados y sobre todo las clasificaciones de nuestra Selección Colombia a las Copas del Mundo han hecho que los clubes del exterior miren continuamente hacia nuestra liga a tal punto que hoy Colombia es el octavo país que más jugadores exporta en el mundo y es el tercero en Suramérica, detrás de Brasil y Argentina.

Según una de las más recientes publicaciones del Observatorio Internacional del Fútbol CIES, Colombia aumentó su número de jugadores exportados al extranjero, pasó de 382 a 467, de los cuales más del 80 por ciento se fue a equipos de primera división.

Mercados como los de México y la MLS son hoy por hoy los preferidos para los jugadores colombianos, allí cada año los clubes de primera división inscriben en promedio cerca de 30 jugadores nacidos y formados en clubes de nuestro país, otras ligas como las de Perú y Argentina también reciben un buen número de nuestros jugadores, y a nivel Europeo España, Italia, Inglaterra, Portugal, Alemania, Escocia, Turquía, Bélgica, Holanda, Rusia y  Croacia contratan nuestros jugadores y para ésta temporada cerca de 50 están en estas ligas del viejo continente, con especial presencia en la Liga de las Estrellas, la Liga Premier y la Serie A.

Jóvenes colombianos en el mundo

Muchos jugadores colombianos jóvenes están en equipos pesos pesados del exterior haciendo su camino desde las divisiones menores. Hijos de padres colombianos y algunos nacidos en el exterior hoy ya son reconocidos como Ian Poveda en el equipo principal del Leeds United de Inglaterra que se formó en el Manchester City, o Eddie Salcedo, de la selección italiana Sub-19, que nunca fue convocado por las selecciones Colombia juveniles y hoy está en el Hellas Verona, cedido por el Inter de Italia. Otros como Juan David Perea, hijo del exjugador Amaranto Perea, avanza en la cantera del Atlético de Madrid, mientras su excompañero el defensa Andrés Solano pasó al Barcelona B.

También están abriéndose paso otros juveniles como Anderson Arroyo, quien pasó por el fútbol inglés y belga y hoy está en el Salamanca, de la segunda división B de España; el mediocampista Juan Pablo Torres, del New York City de la MLS; Thomas Gutiérrez probando suerte en River Plate; Juan David Fuentes, en el Barcelona de España y Kevin Alzate, en el Leyton Orient de la National League de Inglaterra.

Qué jugadores colombianos quieren del exterior

En Colombia tenemos diversidad de jugadores con grandes características y bondades que hacen del nuestro un mercado atractivo, cuando un equipo mira hacia nuestro fútbol local busca talento y beneficiarse de paso con el precio, en resumen, aquí se puede conseguir bueno y barato que son dos factores determinantes a la hora de tomar una decisión.

“Es claro que no todas las ligas del mundo son iguales, sus estilos y formas de juego varían. Pero en términos generales el jugador colombiano tiene buen biotipo que le permite un gran despliegue físico, talento, buen trato a la pelota, velocidad, regate y en ocasiones gol. Ahora bien, las condiciones específicas dependerán desde luego de factores como la posición y la liga. En Europa por ejemplo será fundamental que el jugador sea ordenado tácticamente y tenga inteligencia de juego por encima de otros factores, en Italia les gusta el defensor colombiano por su fortaleza, por su rapidez, por su biotipo, en México les gusta mucho el extremo y no les importa tanto la talla pero si su velocidad, que encaré, que tenga regate, desde luego gol, ya en Europa buscan un jugador mucho mas completo”,

Diego Torres

manifestó Diego Torres, CEO para Best of You en ColombiaAgencia de Representación de Deportistas Profesionales-.

En nuestro medio los veedores y cazatalentos tienen gran diversidad de jugadores para seguir y para analizar, los mismos clubes ya empiezan a formar sus talentos pensando no sólo en llevarlos a sus filas o a sus equipos de primera división, sino proyectando la opción de que vayan al fútbol internacional, hoy son cientos de jugadores colombianos que no aparecen en los registros de transferencias, ni en los listados de clubes internacionales, pero que se van a muy corta edad para acabar de formarse en ellos, para buscar una rápida adaptación,  para ser vistos y, sobre todo, para tener la opción de llegar a jugar y de firmar un contrato como profesional.

Colombia es un país rico en diversidad de buenos jugadores, cualquier cazatalentos que llegue podrá encontrar lo que busca, es claro que hoy la formación de jugadores es una gran preocupación de parte de todos los clubes que entienden que su mayor fortaleza está en la posibilidad de exportar talento, algo que en nuestro medio abunda y cada vez se trabaja y se perfecciona mejor.